Prevenir daños causados por las lluvias

Las lluvias del otoño, intensas este año, traen a las viviendas problemas de filtraciones de agua, daños eléctricos, roturas de tuberías y cristales, y atranques en los desagües. De hecho, en la época de fuertes lluvias aumenta el número de siniestros en los hogares.

Para familiarizarnos mejor con estos pequeños problemas que podemos tener, vamos a dar algunas explicaciones acerca de las causas de las que se pueden derivar:

  • Defectos en revestimientos (techos o paredes), que deben ser reparados antes de que lleguen las lluvias para evitar daños mayores. Puede ser que simplemente se necesite cambiar algunas tejas o que sea una reparación de mayor envergadura.

  • Filtraciones de lluvia a causa de un mal sellado de las ventanas, que se pueden evitar instalando aleros en tus ventanas y sellando de nuevo las juntas entre las mismas y la fachada.

  • Alcantarillas y rejillas desbordadas. Este problema se puede solucionar con un mantenimiento de la limpieza de rejillas, canalizaciones y alcantarillado, o bien cerrando los mismos sólo en momentos puntuales con tapas ciegas.

  • Desagües pluviales obstruidos. Igual que con las rejillas, ya que su función es llevar el agua de lluvia hasta el alcantarillado, para su correcto funcionamiento deberíamos realizar un mantenimiento de limpieza de los mismos.

  • Aseos que se desbordan. Las bajantes del agua de las lluvias están conectados a las bajantes de las aguas fecales, esto provoca que salga el agua por tu baño en caso de atasco que se ha podido producir porque el agua de lluvia ha podido arrastrar suciedad hasta los conductos o bien porque las dimensiones de las bajantes y conectores no son del diámetro adecuado para evacuar tanta agua. Aunque, actualmente, se está procurando dividir las dos canalizaciones para reaprovechar el agua de lluvia y no mezclarla con las aguas fecales.

  • No debemos perder de vista, que además de por las lluvias, es posible que tengamos un problema interno en nuestras tuberías, por lo que en este caso deberíamos acudir a un profesional que determine el origen y la solución.

¡¡¡Os esperamos la próxima semana!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *