10/07/2017

Reforma en Cartagena

En esta reforma, el espacio de cocina y entrada se abrió al máximo para conseguir la mayor luminosidad en el acceso de la vivienda y para dar al comedor un espacio más amplio.

La madera natural y el blanco son los aliados clave que junto con el verde dan una gama de colores a la cocina que le confiere un aire de naturaleza y espacios abiertos.

Las estanterías modulares nos ayudan a mantener la cocina ordenada, y las plantas aportan el toque de frescura que necesitamos. El vidrio ácido que separa la cocina de la galería no nos deja ver, pero sí nos da una iluminación natural y difusa.

Los muebles de cocina blancos y el vidrio ácido del frontal de la misma contrastan con la tonalidad verde de las paredes.

 

En el dormitorio principal, el vestidor toma una gran importancia y se convierte en un espacio de la vivienda donde querer estar también gracias a la luz natural de la ventana que posee.

En el dormitorio principal de nuevo predominan los tonos blancos y la madera natural.