10/07/2017

Reforma en Ensanche de Cartagena

Hoy os traemos una vivienda en la que el papel pintado y las distintas tonalidades de color son los protagonistas.

Aquí tenemos el acceso a la vivienda con el distribuidor. En él la luz indirecta del foseado en el falso techo hace que centremos la atención en el bonito estampado mandala del papel pintado.

En esta cocina predomina el papel pintado en tonos granates, contrastado con el blanco brillo de los muebles y los vidrios transparentes.

Las grandes ventanas le dan muy buena iluminación a la cocina consiguiendo hacer de ésta un espacio mucho mas abierto.

Desde la cocina conectamos al pasillo y distribuidor de la vivienda iluminado mediante focos puntuales asimétricos.

En el baño de los niños, el tono naranja combinado con los blancos da mucha alegría al espacio. Además, los espejos de diferentes tamaños consiguen un efecto de movimiento divertido.

Un espacio no muy amplio, pero bien organizado y decorado, se puede convertir en un lugar divertido para el momento del baño.

En el baño principal, el espejo longitudinal y los tonos claros contrastados con el suelo de textura hormigonada dan un estilo sobrio y elegante al lugar.